Aromarketing: el Marketing Olfativo y la Psicología del Olfato

Marketing Olfativo

Puede que no parezca intuitivo pensar en los olores como una forma en que los vendedores alcancen el público, pero el “marketing olfativo” es tan antiguo como el tiempo. Piense en el tentador olor de las palomitas de maíz en el cine o en los aromas calmantes de un spa. Esas son las formas en que las empresas están enviando una señal a los consumidores acerca de lo que les gustaría consumir o experimentar.

Los hoteles y los spas han utilizado los aromas durante años con un gran éxito. Ha tenido tanto éxito que muchas industrias diferentes ahora están incorporando la marca olfativa en la estrategia general de marketing. Por ejemplo:

  • Las tiendas minoristas usan perfume para hacer más llevadero el tiempo de espera, mejorar el valor percibido de sus productos y fortalecer la lealtad a la marca.
  • Los bancos usan el aroma para reducir el tiempo de espera percibido y aumentar la satisfacción de los empleados.
  • Los casinos lo usan para aumentar los ingresos del juego.
  • Los centros de fitness lo usan para mantener un ambiente fresco y mejorar el rendimiento.
  • Las concesionarias de automóviles usan el aroma para tranquilizar a los clientes, aumentar el tiempo de espera, mejorar la marca y evocar sensaciones de lujo.
  • Restaurantes y bares usan aroma para estimular la venta de alimentos y bebidas.
  • Las oficinas lo usan para aumentar la productividad y la satisfacción de los empleados.
  • Las oficinas médicas y dentales lo usan para aliviar a los pacientes, reducir la ansiedad y aumentar la frecuencia de las visitas

La forma en que los aromas se han incorporado a la experiencia del cliente ha ido evolucionando. Los vendedores se han vuelto muy creativos sobre las diferentes formas de implementar el aromarketing.

Algunas aplicaciones divertidas e interesantes de marketing olfativo incluyen minoristas en línea que agregan fragancia a sus envases, cajeros automáticos de banco que perfuman el efectivo, señalización perfumada, incluidos vallas publicitarias, anuncios publicitarios e incluso tarjetas de presentación.

Los estudios han demostrado que ciertos olores pueden ser calmantes y son excelentes para reducir la ansiedad. Comprar un automóvil puede ser una experiencia estresante. Los consumidores se preocupan de si están haciendo la elección correcta, si el automóvil es seguro para sus familias, si será confiable y si el precio es el correcto. Poner a los clientes a gusto les anima a confiar en el vendedor, para que el proceso de compra pueda ser una experiencia mucho más fluida para todas las partes.

Aromas para ambientar tiendas

Tiendas de ropa: Vainilla, considerado muy femenino, o algodón recién lavado.
Zapaterías: Cuero, transmite calidad y elegancia clásica.
Ferreterías: Césped recién cortado.
Farmacias y clínicas: Polvos de talco, sugieren los cuidados maternos.
Decoración: Chocolate, galletas o pastel de manzana, que evocan el hogar.
Tiendas para niños: Chicle o colonia infantil.
Vinotecas o bodegas: Madera de roble, tierra mojada.
Comida rápida: Chocolate con naranja, hierbabuena.
Panaderías y pastelerías: Chocolate con naranja, vainilla.

Efectos de la Psicología del Olfato en algunos clientes

Claro está, no siempre es fácil encontrar algunos aromas. Por esto, en algunas ocaciones recurrimos a aromas puros y se seleccionen por el tipo de efecto que queremos reproducir en las personas:

Limón: transmite limpieza y frescura, también reduce el estrés.
Naranja: se considera antidepresiva.
Mandarina: calmante y sedante.
Lavanda: tiene un efecto tranquilizador, sedante. Recomendable para rebajar el nerviosismo y la depresión.
Pino: refrescante y desodorante. Genera sensación de bienestar. Energizante.
Canela: es un estimulante mental, reduce la fatiga.
Tomillo: energizante.
Romero: refrescante y desodorante.
Cedro: elimina el estrés.
Enebro: facilita la concentración y alivia el cansancio.
Pimienta negra: estimulante.
Geranio: antidepresivo. Estabilizador emocional.
Menta: estimulante de la actividad cerebral y facilitador de la concentración.
Manzanilla: efectos calmantes físicos y mentales.
Vainilla: reduce el estrés.

¿Cómo crear un Odotipo?

Primero, y muy importante: Definición de los Valores de Marca que se desean comunicar. Para ello se puede revisar el posicionamiento estratégico de marca junto con un diseñador olfativo. También se puede realizar una investigación cualitativa con los clientes para identificarlos, en cuyo caso será importante involucrar también al diseñador olfativo.

Segundo: Elaboración de propuestas. La labor del diseñador olfativo consiste en ‘traducir’ los valores de marca en posibles odotipos conceptuales. Posteriormente se crean y/o seleccionan distintas propuestas (10-30) hasta obtener a unas pocas propuestas finales distintas que están listas para su presentación al cliente.

 

One thought on “Aromarketing: el Marketing Olfativo y la Psicología del Olfato

  • October 27, 2017 at 6:37 pm
    Permalink

    Excelente artículo Muchas Gracias sie
    Pre he creído en los sistemas representacionles o sentidos como una excelente forma de
    Marketing, que ves en en ambiente, que oyes, que sensaciones y olores , en muchos casos sabores. Siempre
    Sabiendo que a veces mucho o poco no es conveniente para no saturar tus sentidos. La Experiencia que te lleves es la que te hará volver. Gracias!!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *