La paradoja relacional: el profundo dolor de ocultar tu verdadero ser

Por que el rechazo duele tanto de acuerdo a la ciencia

Como humanos realmente queremos relaciones profundas y satisfactorias. Para obtener estas relaciones queremos que la gente nos quiera. Pero nos preocupa que a la gente no le gustemos por lo que somos. Nos preocupa que no somos inamovibles o hay cosas sobre nosotros que las personas encontrarán inaceptables.

Esto hace que nos escondamos.

Ocultamos esas partes de nosotros mismos, tal vez una parte secreta de nuestra identidad, tal vez un pasado problemático, tal vez una neurosis que nos avergüenza.

Debido a que estamos ocultando cosas, las personas sienten que no pueden realmente conocernos. O si terminan gustándonos, nos preocupamos constantemente de que descubran la verdad.

Esto nos lleva a un mal ciclo de una relación insatisfactoria después de la siguiente.

Conclusión: nuestro temor a que las personas no gusten de nuestro verdadero ser, hace que nos alejemos de las personas y oportunidades en la vida. Nuestro temor de no tener relaciones satisfactorias nos impide tener esas relaciones satisfactorias.

Esta horrible paradoja nos prepara para una espiral descendente de infelicidad, pero creo que podemos hacer algo al respecto. Así es cómo:

¿Qué estás escondiendo?

¿Alguna vez te has sentido desagradable? ¿Indigno de? O peor, ¿como si tuvieras que esconder una parte de ti mismo para ser querido o aceptado? Si es así, lo siento mucho porque sé que esconder secretos o esconder una parte de nosotros mismos es el sentimiento más agotador y terrible.

¿Podemos profundizar un poco juntos? Quiero que comiences a explorar mentalmente lo que escondes y POR QUÉ lo ocultas. Las cosas más comunes que escondemos son:

  • Problemas de nuestro pasado
  • Problemas o retos que nos avergüenzan.
  • Errores o fallas
  • Miedos
  • Misterios

¿Qué te suena de esta lista? Esto puede ser una pequeña cosa, como obtener una multa de estacionamiento antes de ir a una fiesta y decidir no decírselo a sus amigos. O algo tan grande como esconder tu orientación sexual de tu familia. Ocultamos cosas que estamos convencidos de que nuestra familia y amigos no tolerarán. Decidimos que la mejor manera de ser aceptado es dejar una parte de nuestro yo fuera de esas relaciones. Si eres como yo, te preocupa que la gente sepa acerca de tus inseguridades o tu historia, tus hábitos secretos o cualquier cosa que creas que te impida encajar. Te preocupa perder la relación por completo si uno o más de ellos Las cosas están expuestas. Así que sigues escondiéndote.

Aquí está el problema

Ocultarse puede preservar la relación por un tiempo, pero esto tiene un costo demasiado alto. El costo es que en esta relación siempre tendrás la sensación de que no perteneces legítimamente. O que si a la gente le gustas, a ellos no les gusta tu verdadero yo, lo que te hace sentir aún más inherentemente desagradable.

Cuanto más tiempo participes en la paradoja, más dolor sentirás y más indigno te sentirás.

‘¡No más!’ Es hora de abordar los sentimientos que estamos ocultando y reevaluar nuestras relaciones. Mi objetivo es que seas tu verdadero yo con las personas en tu vida. Esto podría significar poner fin a las relaciones inestables, donde realmente siente que no será aceptado por su verdadero yo. Comencemos ese proceso.

1: ¿Quién te hace sentir la necesidad de ocultarte?

La mayoría de nosotros nos escondemos más alrededor de ciertas personas. Podría ser miembros de la familia, colegas o viejos amigos. Quiero que empieces a pensar en las personas que exacerban tu Paradoja Relacional. Esto podría ser alguien que te juzgue. Podría ser alguien que te haga sentir inseguro. O, más frecuentemente, es alguien que es un gran signo de interrogación. Un signo de interrogación significa que realmente no tiene idea de cómo esta persona reaccionaría ante su verdadero yo. Es posible que te acepten, que te rechacen, pero no tienes idea porque realmente no les has dado una oportunidad. Piense en las personas en su vida y responda las siguientes preguntas de sí o no:

  • ¿Confío en esta persona con mis sentimientos?
  • ¿Puedo contar con esta persona?
  • ¿Esta persona me trata con respeto?
  • ¿Me siento seguro en desacuerdo con esta persona?
  • Cuando estoy con esta persona, ¿tengo un sentido de pertenencia?
  • ¿Nos tratamos unos a otros como iguales, a pesar de nuestras diferencias?
  • En esta relación, ¿me siento con más energía?

Si respondió “sí” a la mayoría de las preguntas, puede intentar abrirse lentamente. Describo más de este proceso en el Paso # 2. Si contestó mayormente “no”, es posible que no sea la persona que desea en su vida. Recuerde, usted merece estar cerca de las personas que lo aceptan por lo que es.

2: Apertura lenta

Si te sientes lo suficientemente valiente como para anunciar tu verdadero yo, ¡hazlo! Esto requiere un gran coraje. Si desea tomarlo un poco más despacio, aquí le explicamos cómo puede hacerlo. Piensa en las personas en tu vida con las que realmente quieres detener la Paradoja Relacional. Las personas en las que piensas podrían ser increíbles defensores, y las personas con las que tienes esperanza te aceptarán. Déjalos entrar lentamente.

En primer lugar, reservar un tiempo uno a uno con ellos. Siempre es más fácil ser tu verdadero ser en entornos más íntimos.

En segundo lugar, diles que quieres acercarte más a ellos. La mejor manera de ser más vulnerable con alguien (especialmente si te conocen desde hace mucho tiempo) es darles el último cumplido diciéndoles que te preocupas por ellos y que quieres estar más cerca. Esto los pone en un estado mental generoso y abierto.

Tercero, cuéntales sobre tu nuevo pensamiento. Esto no tiene por qué ser una gran revelación, pero puede ser que recientemente haya estado haciendo más autoexploración, cuidado personal y aprendizaje. Básicamente, lo que estás haciendo aquí es compartir con ellos que tienes un nuevo estado de ánimo y que esto es emocionante para ti. La gente le encanta compartir nuevos cambios emocionantes.

3: La vulnerabilidad es magia

Si la persona con la que está ha pasado maravillosamente los primeros dos pasos, entonces está listo para este tercer paso. Ahora, si no respondieron bien a los primeros dos pasos, reconsideraría compartir y tenerlos en tu vida. Digamos que les contaste algunos de tus nuevos descubrimientos y ellos se burlaron. Puede que no sean una persona segura. Pero si estaban emocionados por ti y te hicieron preguntas, entonces dales la oportunidad de ser vulnerables contigo.

La Dra. Jean Baker Miller es la persona que descubrió la Paradoja Relacional, y ella dice que la única forma de combatirla es crear y mantener relaciones de Crecimiento Mutuo para el Fomento. Estas son relaciones donde ambas partes sienten que son importantes. En estas relaciones sanas, todas las partes involucradas experimentan lo que se conoce como las 5 cosas buenas:

  • Un deseo de profundizar en la relación debido a cómo se siente una buena experiencia relacional.
  • Una sensación de entusiasmo, o energía en la relación, a diferencia de ser drenante o tóxica.
  • Un mayor conocimiento de uno mismo y de la otra persona en la relación.
  • Un deseo de actuar, tanto en la relación que fomenta el crecimiento como fuera de ella.
  • Un mayor sentido general del valor.

Cuando comienzas a compartir más de ti mismo, ¿crees que estas 5 cosas buenas están sucediendo para ambos? Si no, disminuya la velocidad y tome una experiencia a la vez. Recuerda, si tienes una o dos de estas relaciones de beneficio mutuo, eres rico en amor. Vale la pena el esfuerzo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *