6 lecciones esenciales que nos enseña la atención plena

Addicted 2 Success

Si bien la atención plena parece tener sus raíces en el budismo, sus ramas se han extendido por todo el mundo. La razón es simple: nuestro mundo es un caos. Todos estamos confundidos, aunque en diversos grados. Estamos constantemente estresados ​​por el mismo ajetreo de la vida. Siempre estamos tensos y apurados. O tememos el futuro incierto o lamentamos el pasado inalterable.

Pasamos los años ignorando los momentos, ¿no es así? ¿Dónde está la solución a esta epidemia moderna? ¿En algún libro codiciado? ¿O en alguna droga científica? Bueno, radica en el antiguo arte de la atención plena. Este arte es una práctica que nos enseña ciertas lecciones importantes. Aquí hay seis de esos.

1. Tu paz comienza contigo

Los antiguos estoicos se contaban entre los humanos más decididos que adornaron la faz de este planeta. El más popular entre ellos resultó ser Marco Aurelio, el último de los cinco buenos emperadores romanos. Las fuentes nos dicen que este grupo de mortales no se inmutó ante la adversidad. Podían mantener una paz y ecuanimidad increíbles a pesar de los peores desafíos.

La historia abunda en individuos que podrían mantener su paz mental independientemente de las condiciones externas. Cuando uno estudia sus vidas, se hace evidente que las raíces de su tranquilidad se encuentran en la atención plena.

Nunca se sintieron demasiado ansiosos por el futuro lejano, y tampoco estaban resentidos por su pasado. Eran conscientes del momento presente y lucharon contra los desafíos a medida que llegaban. Su práctica de la atención plena les trajo más conciencia de sus pensamientos. El poder de elegir tus pensamientos es una superpotencia de hoy en día. El darse cuenta de que tiene el poder de elegir sus pensamientos si solo los tiene en cuenta, podría allanar el camino hacia la paz mental.

2. Tus perspectivas dan color al mundo

George Bernard Shaw dijo: “Tú eres la ventana a través de la cual ves el mundo”. Ves el mundo no como es, sino como eres, ¿no es así? La gente feliz ve el mundo como un lugar feliz. Las personas con tendencias violentas tienden a ver la violencia como una forma de vivir en el mundo. Convertirse en una persona más feliz, mejor y más tranquila es la clave para hacer que el mundo sea igual. Cómo ves importa. ¿Y cómo puedes conocer la forma en que ves el mundo? Consciencia.

Centrarse en el momento presente le permite mirar hacia adentro. Te obliga a cuestionar tus perspectivas. Te empuja a mejorar tu yo interior. A medida que mejoran su yo interior y sus perspectivas, también lo hace el mundo exterior.

3. Una mente tranquila puede lograr más

¿Alguna vez se encontró en medio de un proyecto importante en el que su mente terminó dando vueltas en una docena de direcciones diferentes? Bueno, ¿cuánto tardaste en terminar la tarea? Tu sabes la respuesta.

Esforzarse por vivir en el momento presente te obliga a concentrarte en nada más que en la tarea que tienes entre manos. Canaliza tus energías mentales en una dirección. De esta manera, tiende a lograr mucho más en mucho menos tiempo.

Vives en un mundo que está constantemente compitiendo por tu atención. Tu distracción es la moneda más cara de este economía de la atención. ¿El resultado? Vemos a más y más personas trabajando más duro y durante más tiempo, pero con poco que mostrar.

“Nuestra vida está moldeada por nuestra mente, porque nos convertimos en lo que pensamos”. – Buda

4. La conciencia lo es todo

La mayoría de nosotros caminamos sonámbulos por la vida. Desconocemos por completo con qué alimentamos nuestro cuerpo o cerebro. Vivimos constantemente en el futuro o en el pasado y tendemos a ser completamente ajenos a lo que nos estamos haciendo a nosotros mismos en el momento presente.

Ser consciente de nuestras elecciones y hábitos de momento a momento es el único camino hacia un futuro mejor. Tu vida, hasta ahora, es un cúmulo de innumerables momentos presentes. Lo que hagas a partir de este momento, en el presente, decidirá por sí solo dónde terminarás en el futuro. Hay que ser consciente de sus hábitos para reconocerlos como buenos o malos. Ese es el primer paso para mejorar los buenos hábitos o cambiar los malos hábitos.

5. Eres más creativo de lo que piensas

¿Alguna vez pasaste horas luchando con un problema en vano, solo para encontrar la solución surgida de la nada cuando cambiaste tu enfoque a otra cosa? A menudo nos sentimos ansiosos por las repercusiones futuras mientras intentamos encontrar una solución a un problema, y ​​esto bloquea nuestras energías creativas. Pero la atención plena nos permite mirar un problema de manera objetiva, lo que nos permite encontrar una mejor solución. Mindfulness te permite pensar de manera diferente y descubrir diferentes formas de superar un desafío en particular. Evita que te preocupes por algo malo que puede suceder o no en el futuro.

6. La autoaceptación es fundamental

Si bien el deseo de mejorar es importante, nunca debe implicar un exceso de autocrítica. La mayoría de nosotros tendemos a compararnos con los demás y a desarrollar sentimientos de inferioridad, que invariablemente frenan nuestra mejora. Mindfulness te permite concentrarte en tus fortalezas, lo que ayuda a aumentar tu autoestima y un sentido de autoestima. Cuando se siente mejor consigo mismo y se ama a sí mismo, es más probable que se concentre en sí mismo y mejore como ser humano.

La atención plena es una búsqueda de por vida. Puede promover su bienestar físico, mental y emocional. Si bien el camino no es fácil, definitivamente vale la pena. El viaje le enseñará muchas lecciones de vida que podrían resultar transformadoras. Puede comenzar practicando conscientemente la atención plena durante cinco minutos al día antes de aumentar gradualmente la duración. Con coherencia, debería poder vivir la vida de sus sueños.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Open chat
1
¿En qué te puedo ayudar?
¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?