Cómo crear una cultura empresarial que motive el espíritu empresarial

Addicted 2 Success

El profesor Howard Stevenson de la Harvard Business School afirma que “mantener una cultura eficaz es tan importante que, de hecho, supera incluso a la estrategia”. Pero surge la pregunta de cómo crear una cultura empresarial que inspire motivación e innovación en los empleados. En busca de tal cultura, muchos abandonan un entorno corporativo de la vieja escuela.

Por tanto, depende del liderazgo crear una cultura progresista y animar a sus empleados a hacerlo. Tener solo algunos valores comerciales o una declaración de misión no es suficiente. Tener una cultura sólida conduce a empleados constantemente motivados y aumenta el desempeño.

A estudio por Daniel R. Denison y Aneil K. Mishra en 1995 indicaron que la cultura podría ser una parte integral del proceso de cambio continuo, y los rasgos culturales positivos clave pueden indicar la efectividad y el desempeño de una organización.

¿Qué es una cultura emprendedora?

Es un término complejo y se pueden encontrar varias definiciones sobre cultura emprendedora. La palabra emprendedor toma su significado de cómo un emprendedor emprende lo que hace y el estilo. La cultura se define como los valores, atributos, comportamiento y creencias que los individuos aprenden y transmiten de una generación o grupo a otro. Por tanto, la unión de estos dos términos. “

Un emprendedor es el fundador, que construye y hace crecer su propia organización, mientras que un intraemprendedor trabaja dentro de una organización. Sin embargo, ambos necesitan un pensamiento empresarial: identificar oportunidades y estrategias efectivas para capitalizarlas. Emprendedor e intraemprendedor son algo parecido, solo que se manifiestan de forma ligeramente diferente. Exploremos ambos lados de la valla y veamos cómo puede establecer la cultura de su empresa.

¿Quién es un emprendedor?

Alguien que se pone en marcha para construir su propio negocio desde cero y tiene total libertad y responsabilidad. Un emprendedor diseña y pone en marcha un negocio asumiendo todas las recompensas y riesgos que conlleva.

Creando algo único en un espacio de mercado indiscutible. O una iteración de una idea o concepto existente, un producto nuevo en un espacio de mercado competitivo. El espíritu empresarial viene con un riesgo inherente que los fundadores asumen al iniciar su empresa. Cuando todo sale según lo planeado, los emprendedores a menudo son recompensados ​​generosamente por su trabajo, liderando la pirámide de una empresa grande y exitosa.

Sin embargo, si la empresa fracasa, los empresarios son los que se encuentran en el barco que se hunde. Asumiendo todos los riesgos y muchas veces cargados de deudas, como lo hacen más del 90% de las startups.

¿Quién es un intraemprendedor?

Un intraemprendedor es alguien que desarrolla un nuevo proyecto dentro de una empresa. Un empleado dentro de una organización es responsable de innovar el cambio dando una dirección futura.

Empoderar a sus recursos humanos para que se apropien de sus responsabilidades y, al mismo tiempo, darles libertad y apoyo para tener éxito. El intraemprendimiento es una práctica que permite a los empleados ser emprendedores dentro de los límites de su empresa.

Los intraemprendedores generalmente reciben proyectos importantes que pueden afectar el futuro de la empresa, con acceso a recursos, finanzas y personal. La diferencia significativa aquí es el riesgo asociado. La empresa absorberá todos los costes y las posibles consecuencias.

Tipos de intraemprendimiento

Generalmente hay tres tipos de intraemprendedores

  • Creadores
  • Hacedores
  • Implementadores

Tener al menos uno de estos tipos en una empresa realmente puede beneficiar el éxito y la innovación en general.

El creador es el innovador y se le ocurren todas las ideas. Siempre buscando mejores formas y prosperar el cambio con un enfoque en el panorama general. A los creadores a menudo no les gustan las estructuras y no se centran en los detalles. Siempre quieren avanzar rápidamente, tener ideas, pero no quieren hacerlo ellos mismos.

Los hacedores se enfocan en realizar las tareas que deben realizarse. Toman las ideas y corren con ellas, enfocadas en lograr resultados en la tarea que tienen entre manos. Tenga una imagen clara a gran escala, pero siempre dispuesto a profundizar en los detalles. Los intraemprendedores hacedores asumen la responsabilidad de la tarea con una comunicación eficaz para hacer el trabajo.

Los implementadores se aseguran de que todo esté terminado. Son los ejecutores y hacen que las cosas sucedan. Con el conocimiento de cómo se deben hacer las cosas. Se centran en el objetivo, son negociadores eficaces y pueden trabajar bajo presión. Los implementadores toman la iniciativa y motivan a otros para lograr los resultados sin detenerse.

“Un gran líder no solo lidera, también convierte a sus seguidores en líderes”. – Daren Martin

¿Cómo fomentar el intraemprendimiento?

Una empresa que fomenta el pensamiento empresarial interno comienza con un líder que lo ejemplifica. Los líderes deben fomentar el espíritu emprendedor en el lugar de trabajo para mejorar el crecimiento de la empresa y los empleados.

Sea transparente – Incluir a sus empleados en la toma de decisiones, confiarles información y tareas importantes los hace sentir valorados. Se sentirán más involucrados en los procesos comerciales del día a día, independientemente de sus roles individuales.

Recompense el comportamiento proactivo – Los gerentes y líderes no deben intentar controlar cada detalle de lo que hacen sus empleados. Más bien, deben ser abiertos, no intervenir y recompensar a los empleados que se hacen cargo y encuentran formas de mejorar la eficiencia, las ventas o el producto por sí mismos.

Arreglar problemas – Se esperan problemas en una configuración de inicio. Ahí es donde los empresarios deben asumir la responsabilidad y abordar los problemas a medida que surgen. Si no lo hacen, podría intensificarse y provocar la quiebra del negocio. Cuando inculca este tipo de urgencia y responsabilidad en sus empleados y les enseña a solucionar todos los problemas de inmediato, grandes o pequeños.

Fomente una competencia sana – Como los emprendedores, la cultura intraemprendedora promueve un sano sentido de competencia para realizar su mejor trabajo y obtener resultados. Sin embargo, el líder es responsable de asegurarse de que los empleados recuerden que su éxito está entrelazado.

Organizar y administrar equipos remotos requiere la adopción de nuevas normas en el lugar de trabajo para crear un ambiente de trabajo saludable.

Al final, todos son un equipo. Los líderes deben asegurarse de que las personas comprendan y se sientan parte de algo más grande que ellos mismos.

¿Cómo contribuye el intraemprendimiento a la innovación empresarial?

Los intraemprendedores son los soñadores que actúan. Los que asumen la responsabilidad de crear innovación de cualquier tipo dentro de una empresa. Los intraemprendedores poseen cualidades como el sentido de responsabilidad y la motivación intrínseca. Son más que una simple fábrica de ideas. Asumen la responsabilidad de gestionar las ideas y llevarlas a cabo en una realidad rentable.

Dadas las definiciones, los intraemprendedores son muy beneficiosos tanto para ellos mismos como para la organización en la que trabajan. Fomentar una cultura intraemprendedora en una organización puede resultar en cambios innovadores, mayor agilidad y resultados, mayor eficiencia, menores costos y mayor rentabilidad.

Ayuda a las empresas a crecer al tiempo que agrega un nivel de flexibilidad. Un intraemprendedor visualiza nuevas y diversas oportunidades, direcciones o formas de trabajar para la organización. Del mismo modo, el intraemprendimiento abre los ojos de la organización a posibles clientes potenciales que pueden generar un cambio positivo.

Piensan y actúan de manera diferente a los demás empleados y poseen características adecuadas para la alta dirección. Involucrar a estos empleados excepcionales con diferentes funciones de la empresa tiene el doble beneficio de ayudar a una empresa a identificar a los futuros líderes y, al mismo tiempo, capacitarlos.

La cultura intraemprendedora es esencial para una empresa, ya que permite a los empleados utilizar sus habilidades de manera eficiente en beneficio de la empresa y de ellos mismos. Dándoles la libertad de crecer e innovar dentro de la empresa en beneficio de la empresa. Fomenta un entorno de autonomía e independencia dentro de una empresa mientras busca las mejores soluciones a un problema.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Open chat
1
¿En qué te puedo ayudar?
¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?