Cómo identificar si eres pesimista, optimista o realista

Addicted 2 Success

Todos tenemos nuestra perspectiva del mundo y puede marcar una gran diferencia en cómo nos sentimos. ¿Eres optimista, pesimista o realista? ¿Alguna vez has considerado qué tipo de persona eres?

En este artículo, exploraré qué significan estos términos y por qué el poder identificar y mejorar su perspectiva ayudará a mejorar su vida.

¿Por qué debería identificar su perspectiva?

Son muchos los beneficios de poder identificar su perspectiva de la vida. Ser consciente de uno mismo es siempre algo bueno porque luego puede tomar mejores decisiones. Saber qué tipo de persona es también puede ayudarlo a comprender mejor a otras personas.

Cuanto más sepa sobre su perspectiva, mejor podrá comprender sus fortalezas. También podrá trabajar para mejorar sus áreas más débiles.

¿Qué es un pesimista, optimista o realista?

Hay muchas formas diferentes de ver el mundo que nos rodea. Algunas personas ven un vaso de agua medio vacío, mientras que otras lo ven medio lleno. Algunos se culparán a sí mismos cuando ocurra algo malo, mientras que otros culparán automáticamente a factores externos.

Algunos pueden ver el lado positivo de las cosas y encontrar un rayo de luz en cada nube, mientras que otros tienden a preocuparse por cosas que quizás nunca sucedan. Algunos pueden cambiar de opinión fácilmente y adaptarse rápidamente a nuevas situaciones. Estas diferentes perspectivas a menudo se clasifican como pesimismo, optimismo o realismo.

Para definir lo que eso significa, un pesimista cree que el futuro será peor que el presente o el pasado. Un optimista cree que el futuro será mejor que el presente o el pasado, y un realista cree que el futuro podría ser mejor o peor que el presente.

Cómo identificar tu perspectiva

Un pesimista es alguien que normalmente predice el peor resultado posible en la mayoría de las situaciones. Siempre se enfocan en lo negativo y buscan lo que podría salir mal en lugar de lo que podría salir bien.

Si respondió afirmativamente a 3 o más de estas preguntas, entonces podría ser pesimista:

  • ¿Te sientes a menudo deprimido o negativo?
  • ¿Te cuesta ser feliz?
  • ¿Estás siempre buscando las desventajas de cada situación?
  • ¿Sueles esperar que las cosas salgan mal?

Un optimista es alguien que tiende a esperar el mejor resultado posible en la mayoría de las situaciones. Siempre se enfocan en lo positivo y buscan lo que podría salir bien en lugar de lo que podría salir mal.

Si respondió afirmativamente a 3 o más de estas preguntas, entonces podría ser optimista:

  • ¿Te consideras una persona feliz?
  • ¿Le resulta fácil ser positivo?
  • ¿Estás siempre mirando el lado positivo de cada situación?
  • ¿Sueles esperar que las cosas vayan bien?

El realismo es un término medio entre el pesimismo y el optimismo. Los realistas sostienen que el vaso generalmente está medio lleno, pero están listos para lidiar con los contratiempos. Toman decisiones basadas en hechos, no en emociones, y tratan de tenerlo todo en cuenta.

Si respondió afirmativamente a 3 o más de estas preguntas, entonces podría ser realista:

  • ¿Consideras que tienes un enfoque equilibrado de la vida?
  • ¿Toma decisiones basadas en hechos?
  • ¿Sueles ver los aspectos positivos y negativos de cada situación?
  • ¿Espera que las cosas puedan salir mal o bien dependiendo de la situación?

Fortalezas y debilidades de ser optimista

Estudios de investigación han descubierto que las personas positivas son generalmente más saludables y resistentes que sus contrapartes negativas. Los optimistas tienden a vivir más tiempo, recuperarse más rápido de una cirugía o enfermedad, recuperarse mejor de los reveses financieros y tener una mejor vida social.

Sin embargo, cuando los optimistas son demasiado positivos, puede llevar a un sesgo de optimismo, lo que podría llevarlos a tomar riesgos innecesarios. Pueden subestimar la cantidad de tiempo y esfuerzo necesarios para lograr algo.

Otros beneficios de ser optimista incluyen tener más probabilidades de lograr sus objetivos. También se ha demostrado que tener una actitud positiva atrae a otras personas positivas a su vida. Los optimistas también tienen más probabilidades de encontrar soluciones creativas a los problemas.

“Para llevar a cabo una acción positiva debemos desarrollar una visión positiva” – Dalai Lama

Fortalezas y debilidades de ser pesimista

Ser pesimista significa que a menudo estás preparado para cuando las cosas van mal. A menudo tienen un Plan B o incluso un Plan C y no le temen al cambio. Los pesimistas también tienden a estar más orientados a los detalles y pueden ser muy organizados.

Los pesimistas pueden tener baja autoestima y pueden ser autocríticos. A menudo ven el lado negativo de las cosas y creen que el futuro será peor que el presente o el pasado. Esta perspectiva puede evitar que alcancen su máximo potencial y disfruten de la vida, y puede causarles un estrés innecesario.

Dicho esto, los pesimistas suelen estar mejor preparados para manejar circunstancias difíciles porque han aprendido a reconocer cuando las cosas no son como parecen. También es menos probable que otros se aprovechen de ellos.

Fortalezas y debilidades de ser realista

El principal beneficio de identificarse como realista es que podrá ver las cosas como realmente son y tener todo en cuenta antes de tomar una decisión. Los realistas son generalmente personas muy prácticas y con los pies en la tierra porque tienen todo en cuenta antes de tomar decisiones. A menudo son buenos para resolver problemas porque pueden sopesar sus opciones.

Los realistas a menudo no se dejan llevar por las emociones y pueden ser críticos. También pueden perder oportunidades porque son demasiado realistas sobre los riesgos involucrados.

Los realistas a menudo pueden tomar decisiones basadas en hechos, no en emociones. Esto los hace menos propensos a cometer errores y a estar preparados para cualquier cosa que se presente. Pueden ver los aspectos positivos y negativos de cada situación, lo que los hace flexibles.

Cómo mejorar tu perspectiva

El mejor tipo de perspectiva sería tener una visión positiva de la vida, pero equilibrada con la sensibilidad práctica de un realista. Esto le permite vivir la vida al máximo mientras está preparado para posibles contratiempos. Si descubre que se inclina demasiado hacia uno de los lados, es hora de hacer un cambio.

Para ser más optimista, comience a buscar lo bueno en cada situación y entrénese para pensar positivamente. También puede practicar la visualización, que es el acto de imaginarse a sí mismo logrando sus objetivos. Por último, escribe una lista de gratitud y agradece las cosas buenas de tu vida, aunque sean pequeñas.

Para ser más realista, empieza a tenerlo todo en cuenta a la hora de tomar decisiones importantes y no permitas que tus emociones se interpongan en tu camino. Haga una lista de todos los aspectos positivos y negativos de cada situación. También puede practicar la atención plena, que es el acto de ser consciente de sus pensamientos y sentimientos en el momento presente.

Ya sea que sea optimista, pesimista, realista o en algún punto intermedio, es importante darse cuenta de sus fortalezas y debilidades. Conocerse a uno mismo y sus habilidades y áreas de mejora es importante ya que le permite crecer continuamente. Siempre puedes hacer un cambio y mejorar tu perspectiva de la vida.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Open chat
1
¿En qué te puedo ayudar?
¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?