¿Cómo ponerte FIT?… del cerebro.

Cómo poner fit nuestro cerebro

Todos adoran el aspecto de un six pack de abdominales cincelados y duros como una roca, pero ¿qué pasa con el cerebro? Es el típico caso que conoces una persona con EL cuerpazo, pero apenas empieza a hablar… bueno, ya sabes a lo que me refiero. Aunque no puedas verlo, es posible darle a su cerebro un “six pack”.

¿Cómo?

Aprendizaje. Leyendo. He hablado mucho sobre la lectura: libros sobre salud, riqueza, amor y felicidad. Clásicos, libros modernos, lo que sea. Comprometerse a aprender, es como comprometerse a desarrollar fuerza en el gimnasio: ejercitarás esas neuronas en tu cerebro y construirás ese six pack.

La plaga de los “sabelotodos”

Todos reconocen al tipo en el gimnasio. El único tipo que es voluminoso y se las sabe todas en nutrición. Está tirando pesas, gruñendo y poniéndose en cuclillas y, en general, haciendo una escena para mostrar cuán fuerte es, o cree que es.

También obtienes este tipo de personas cuando aprendes. Son los sabelotodos, las personas que insisten en que solo hay UNA forma de hacer las cosas y es SU manera. ¡Cuidado con esas personas! Peor aún, ¡cuidado con convertirte en esa persona! En el momento en el que pensás que lo sabés todo, es cuando menos sabes.

Seré la primera persona en admitirlo, no lo sé todo, estoy MUY lejos de eso.

Cada libro, cada dato de conocimiento conduce a mejoras cada vez mayores.

Primero aprendes, luego ganas

Demasiadas personas tienen esa chispa de ambición para salir y ganar tanto como puedan, tan rápido como puedan. Pero eso es muy parecido con empezar a ir al gimnasio. La primer semana no vas a ver ningún resultado. Lo que es peor, te vas a sentir MUY adolorido. No obtendrás los resultados que esperabas y, en todo caso, tendrás una experiencia muy pobre y te desanimarás.

Así que para ahorrarte un poco de dolor de cabeza, te diré qué hacer:

Primero viene el compromiso, después la motivación

Por lo general nos lo enseñan al contrario. Nos dicen: “tenés motivarte”. FALSO. Siempre, en todo proceso en la vida, primero viene el compromiso y luego la motivación. Basado en eso, deberías decirte: “tenés que comprometerte”.

Algunas personas me preguntan: “¿Cuándo habré aprendido lo suficiente?” Y la respuesta a eso es “nunca se puede aprender lo suficiente”. Pero una vez que haya aprendido el concepto o la lección o la rutina lo suficientemente bien como para ser capaz de enseñar a otros, entonces usted gana.

Y no solo estoy hablando de ganar dinero.

Ganas mucho más que eso cuando te tomas el tiempo de leer y aprender correctamente.

Ganas nuevas perspectivas. Te ganas el respeto de tus compañeros. Ganas admiración. Y todo esto se puede canalizar de nuevo a continuar aprendiendo, ganando y creciendo, en medidas de salud, felicidad, riqueza y amor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Open chat
1
¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?
Powered by