Cómo utilizar las emociones para tomar decisiones seguras

Addicted 2 Success

Muchas personas sienten que sus emociones les impiden tomar las decisiones correctas en su vida personal y profesional. Este puede ser el caso, pero hay formas en las que puede reformular su pensamiento para usar sus emociones a su favor.

Aprender a aprovechar sus emociones en su proceso de toma de decisiones es la clave para tomar decisiones empoderadas y seguras. Siguiendo estos pasos, puede construir una estrategia que aproveche su pensamiento emocional.

1. Enfréntate a la fuente de tus emociones

El primer paso para hacerse cargo de sus emociones es investigar de dónde provienen. Es importante pensar en cuál las emociones se pueden utilizar a tu favor e identifica qué emociones no te servirán.

Por ejemplo, si puede identificar que una emoción proviene de un lugar de inseguridad, se dará cuenta de que esta inseguridad no es una percepción precisa de su desempeño. Esta emoción no puede ayudarlo a mejorar su futura toma de decisiones.

Sin embargo, una emoción como la culpa puede usarse para mejorar su desempeño futuro. Tal vez te sientas un poco culpable después de holgazanear durante un par de días y no cumplir con una fecha límite. En este caso, sus sentimientos de culpa se pueden utilizar para evitar cometer el mismo error en el futuro.

“No se puede progresar sin tomar decisiones”. – Jim Rohn

2. Elaborar estrategias para las emociones útiles

Una vez que haya determinado qué emociones pueden ayudarlo a lograr sus objetivos, es hora de elaborar una estrategia para la toma de decisiones en el futuro.

Un consejo para trabajar con las emociones es escribir sobre su proceso de toma de decisiones y volver a este plan en una hora más o menos cuando pueda ser más objetivo. Esta estrategia ayuda a determinar si sus emociones están afectando su toma de decisiones de una manera que tenga sentido.

Al ser honesto en el momento sobre su proceso de pensamiento, está ahorrando tiempo que de otro modo habría perdido tratando de averiguar si está pensando con claridad. Es mucho más fácil expresar sus pensamientos en el momento y revisarlos más tarde.

3. Evalúe el impacto de sus emociones

Cuando realice cambios de rutina, es importante evaluar con frecuencia su eficacia. El objetivo aquí es optimizar su toma de decisiones emocionales, por lo que debe poder realizar ajustes.

Tómese el tiempo para informar después de los proyectos y evaluar si sus estrategias fueron realmente efectivas o no. Piense en lo que le gustó o no le gustó de sus nuevas estrategias y elija trabajar hacia un objetivo a la vez.

Puede ser frustrante sentir que sus emociones lo están frenando en su vida, pero sepa que todos tienen que trabajar para equilibrar sus emociones en sus decisiones. Si todavía se siente un poco perdido, consulte más estrategias a continuación sobre cómo usar sus emociones para tomar decisiones seguras.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Open chat
1
¿En qué te puedo ayudar?
¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?