Cómo vencer un mal día: 7 pasos para convertir una pérdida en una victoria

Addicted 2 Success

Conoces la sensación: te levantas por la mañana, te preparas para trabajar y te pones en camino. Mientras conduce hacia su destino, escuchará su canción favorita en la radio, ¡todo está bien!

Luego te pones a trabajar, y simplemente no es tu día. Es posible que se haya derramado café en el camino o haya peleado con su pareja en casa antes de irse. Agregue un poco de lluvia a esta mezcla y tendrá un día absolutamente terrible.

Es inevitable: todos sufrimos días malos. Pueden venir sin previo aviso y pueden hacernos sentir que hemos perdido toda esperanza. Ahora, puede estar preguntando: – “¿Qué significa convertir una derrota en una victoria?” Bueno, esta publicación de blog está diseñada para ayudarlo a pasar de sentirse desesperado a sentirse realizado y feliz nuevamente. Hay muchas cosas que puede hacer en un día así para cambiar su estado de ánimo y volverse positivo.

¡Siga leyendo para conocer algunas ideas sobre cómo puede hacer lo mismo y mejorar su perspectiva durante el día!

1. Aprecia las pequeñas cosas

No importa cuánto estés pasando en tu vida personal o profesional, si miras a tu alrededor, respiras profundamente y notas las pequeñas cosas por las que estás agradecido, seguramente te pondrá una sonrisa en la cara. Si se despierta de mal humor, intente escribir tres cosas por las que esté agradecido. No importa cuán grande o pequeña sea la cosa, es tu forma de expresar gratitud por ellos.

A medida que avanza el día, continúe escribiendo las cosas por las que está agradecido que experimentó durante el día. Esta es una forma de tener una nueva perspectiva de las cosas malas que suceden.

2.Haga una lista de lo que es bueno

Dado que nuestras mentes pueden volverse locas, puede resultarle útil tomarse un momento para hacer un balance de lo que está sucediendo bien en su vida. ¿Sabes cómo te sientes cuando has estado esforzándote mucho en algo y finalmente lo logras, y te das cuenta de lo increíble que se siente?

Bueno, probablemente hayas experimentado esto en tu vida: estás muy emocionado de contarle a tu mejor amigo, o tal vez incluso a tus padres, qué tan bien te fue en un examen o cuántas metas de acondicionamiento físico has logrado.

De hecho, ¡este sentimiento puede incluso sentirse mejor que ganar una medalla o un trofeo! Cuando experimentas esta emoción, te sientes feliz. Ha cumplido una tarea y se siente orgulloso de sí mismo.

3. Comuníquese con sus amigos

La imagen del popular programa de televisión “Friends” probablemente esté grabada en su mente.

Los personajes de la serie “Friends” son un verdadero ejemplo de esos amigos que se apoyan unos a otros en las buenas y en las malas.

Los amigos son responsables de asegurarse de que sus amigos se sientan bien y de que estén de buen humor. Piénsalo:

  • ¿Cuántos de tus amigos realmente te están ayudando a cambiar tu estado de ánimo y tener el mejor día posible?
  • ¿Cómo sería tu día si cada uno de tus amigos te cuidara a diario?

Te despertarías sintiéndote bien, comenzarías tu día y solo mejorarías a medida que avanzara el día. Asegurarte de tener un grupo de amigos que te apoyen y que te ayuden cuando te sientas deprimido puede ayudarte mucho con tu estado de ánimo.

“Puedes quedarte ciego al ver cada día como uno similar. Cada día es diferente; cada día trae su propio milagro. Es solo cuestión de prestar atención a este milagro ”. – Paulo Coelho

4. Cuídese

En primer lugar, trate de cuidarse. Por ejemplo, incluso si tiene que faltar al trabajo, asegúrese de dormir al menos un poco ese día. Lo último que quiere hacer en su peor día es apresurarse tratando de cuidar de todos los demás.

Lidiar con un mal día siempre debe ser algo individual. Pero hay algunas cosas que puede hacer para mejorar las cosas para usted también.

Por ejemplo, haz lo que quieras hacer. No se apresure a realizar tareas y complételas a su propio ritmo.

5. Mímate

¿Tiene un ritual relajante para la hora del baño? Puede ser tan simple como poner la música que disfruta o encender algunas velas y disfrutar de un baño o una ducha. Usar tu mente para relajarte y desestresarte en un mal día te ayudará a superar la situación y salir más fuerte.

Es genial tomarse un momento para sí mismo después de que haya comenzado el día. Un poco de relajación es bueno para ti y también te ayudará a ser fuerte en otras situaciones. Es mucho más probable que seas la persona capaz de sonreír cuando tienes cosas buenas que esperar.

6. Haz algo por los demás

Es un hecho triste que a menudo nos sentimos peor cuando nuestros congéneres sufren. Es una inclinación natural querer ayudar cuando otros lo necesitan. Su primer paso para encontrar una perspectiva positiva es salir y ayudar a alguien que lo necesite. Esto puede ser con una organización benéfica local, o quizás con la población local sin hogar. ¡Convierta un día negativo en uno positivo ayudando a los demás!

7. Conclusión del registro

Para que un mal día luzca mejor, conviértase en un hábito de escribir un resumen de cómo fueron las cosas después de regresar a casa. Por ejemplo, si obtuviste una mala calificación en un examen, escribe la oración exacta en la que te equivocaste y luego conviértela en una broma divertida.

Utilice palabras sencillas y aliteraciones para que el resumen se convierta en una broma divertida. Haga esto antes de comenzar las actividades nocturnas. Cuando llegue a casa, simplemente apague todas las luces, siéntese en la silla, cierre los ojos y piense en cómo fue su día. Pasados ​​unos minutos, enciende las luces, sigue adelante y escribe el resumen.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Open chat
1
¿En qué te puedo ayudar?
¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?