Líderes: aclare sus ideas antes de comunicarlas

Leaders: Clarify your ideas before communicating them

Cada semana, comunica una variedad de mensajes a sus jefes, empleados y clientes. Muchas de sus ideas están destinadas a crear un futuro mejor, ¡eso es lo que hacen los líderes!

Pero, ¿funcionarán tus ideas? ¿Serán comprendidos y se actuará en consecuencia?

Es probable que haya presenciado o vivido iniciativas de cambio que no logran los resultados deseados.

¿Porqué es eso?

En algunos casos, las ideas del líder no fueron examinadas por completo. En otras situaciones, los malos resultados se debieron a comunicaciones ineficaces.

Los siguientes tres pasos lo ayudarán a lograr mejores resultados.

Paso n. ° 1: aclare su pensamiento

Trav trabajó para una de las principales compañías de seguros. Fue un líder visionario brillante que pasó mucho tiempo pensando en sus ideas y creando su visión de las telecomunicaciones. Trav se puso en contacto con otros líderes de opinión para crear un diálogo y obtener comentarios sobre sus ideas. Esas discusiones lo ayudaron a afinar sus metas y planes.

Trav también esperaba que su personal pensara de forma independiente y asistiera a las reuniones preparados para explorar todos los aspectos de su visión. Estaba particularmente interesado en las mejores formas de simplificar y comunicar sus ideas a una audiencia más amplia. Trav estaba abierto a nuevas percepciones y a explorar preguntas que lo ayudaron a considerar todos los aspectos de sus ideas.

Al discutir el desempeño operativo actual, Trav siempre incorporaba su visión en la discusión. Curiosamente, este enfoque mantuvo a su equipo de administración enfocado en implementar la visión mientras administraba de manera efectiva las operaciones actuales.

En pocas palabras: al igual que Trav, debe dedicar una cantidad significativa de tiempo a pensar en sus ideas. Para algunos líderes, estar constantemente ocupado se ha convertido en un sustituto del pensamiento.

Pon a prueba tus ideas con otros expertos. Involucre a su personal y evalúe sus ideas desde todos los ángulos posibles. Cuanto más tiempo dedique a aclarar su pensamiento, más confianza tendrá al presentar sus planes.

Paso No. 2: Prepare su mensaje

Prepare su mensaje para que sea claro, simple y persuada a las personas de que sus ideas funcionarán.

Involucrar la cabeza y el corazón de las personas. Proporcione los hechos y números que respaldan sus afirmaciones. Sus ideas se vuelven convincentes cuando proporciona pruebas sólidas.

Además, involucre las emociones de las personas. Indique cómo se sentirán cuando se implementen los nuevos cambios. Recuerde, la gente compra ideas y productos que los hacen sentir seguros, felices, confiados, etc. ¡Las emociones nos motivan!

Tenga en cuenta estos puntos al preparar su mensaje.

  • Empaquete su mensaje con el equilibrio adecuado de realismo y optimismo. Sea positivo pero hágalo real.
  • Reduzca su mensaje a los puntos principales que las personas deben comprender. Centra la atención de las personas en lo más importante. Elimina el desorden. Utilice ejemplos sencillos, historias y ayudas visuales para respaldar sus puntos principales.
  • Haga que sus grandes ideas se destaquen. No entierre sus grandes ideas con demasiados detalles. Proporcione solo los detalles relevantes que las personas necesitan saber.
  • Prepare las preguntas que le hará a la audiencia. Haga preguntas que abran la mente de las personas a sus ideas. Haga preguntas que ayuden a las personas a ver los beneficios de los cambios propuestos.

Una vez que prepare su mensaje, pruébelo con su personal. Obtenga comentarios y realice los cambios necesarios.

Paso No. 3: Entregue su mensaje

Si realmente cree en su mensaje y está comprometido a hacerlo realidad, lo transmitirá con pasión y convicción.

Su entusiasmo hará que los demás se entusiasmen con lo que es posible.

Otra forma de comunicar su mensaje es a través de sus acciones. Dar el ejemplo envía un mensaje poderoso sobre su compromiso de hacer lo que se requiere.

Al dar el ejemplo, tenga en cuenta estas cosas:

  • Haz visible tu ejemplo. Ray Kroc, quien construyó McDonald’s, recogió papel de desecho en el estacionamiento para demostrar la importancia de la limpieza. Todos los empleados pudieron verlo recogiendo tazas y servilletas.
  • Haz que tu ejemplo sea dramático. En 1984, la planta de refrigeradores de Qingdao (predecesora de Haier) fue un fracaso. Zhang Ruimin fue enviado para darle un giro al negocio. Comenzó por tener 76 refrigeradores defectuosos alineados en el piso de la fábrica. Luego distribuyó mazos a sus empleados. Zhang y sus empleados balancearon sus mazos hasta que los 76 refrigeradores fueron destruidos. Esta dramática acción transmitió un mensaje inolvidable: “No se tolerará la mala calidad”.
  • Haz que tu ejemplo sea coherente. Uno de mis gerentes, Phil Beaudoin, tuvo 18 años de asistencia perfecta. Ahora, eso es ser consistente.

Obtienes credibilidad cuando tus acciones se alinean con tus palabras. ¡Sigue el ejemplo!

Puntos para recordar

Para que las ideas correctas se comuniquen de la manera correcta, debe:

  1. Aclare su pensamiento. Afina tus ideas.
  2. Prepare un mensaje convincente para convencer a las personas de que sus ideas funcionarán y de que deberían funcionar para implementar su visión.
  3. Transmita su mensaje con pasión y convicción. Dé el ejemplo para mostrar su compromiso.

Paul B. Thornton impartió cursos universitarios de gestión y liderazgo durante más de 25 años. Sus últimos libros electrónicos incluyen:

Ha producido 28 cortos Videos de Youtube sobre diversos temas de gestión y liderazgo. Envíele un correo electrónico.

Si le gustó este artículo, suscríbase al boletín electrónico gratuito de SmartBrief sobre liderazgo. Se encuentra entre los más de 250 boletines informativos centrados en la industria de SmartBrief.

");});}

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Open chat
1
¿En qué te puedo ayudar?
¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?